CURRENT LOCALE es-es

1
Cesta
2
Tus datos
3
Confirmación
4,7/5 a partir de 7.000 reseñas
  • ENVÍO TRAMITADO EL MISMO DÍA SI COMPRAS ANTES DE LAS 21:30
  • PLAZO DE DEVOLUCIÓN DE 30 DÍAS
  • PAGO SEGURO
  • ENVÍO GRATIS A PARTIR DE LOS 150 €
Fijaciones de alta resistenciaTornillos & FijacionesInicio

Productos populares

Preguntas frecuentes

Pernos de anclaje

¿Quieres montar una viga gruesa en la pared? ¿O quieres anclar otro elemento pesado a un muro de piedra u hormigón? Los pernos de anclaje Wovar proporcionan una fijación extremadamente fuerte de vigas y herrajes a piedra u hormigón. A grandes rasgos, Wovar dispone de dos tipos de anclajes: de expansión por par de apriete y de expansión por desplazamiento.

La ventaja de los anclajes de expansión por par de apriete es que no requieren fijar primero el perno en la pared y luego aplicar el material a anclar, sino que permiten fijar el perno directamente a través del elemento en cuestión. Por supuesto, primero debe taladrarse previamente el elemento y la superficie sobre la que se vaya a trabajar.

¿Cómo funciona un perno de anclaje?

Montar pernos de anclaje es bastante sencillo. Se taladra previamente el orificio en la pared y el material a anclar. A continuación, se utiliza un martillo para clavar el perno en la pared y una tuerca para sujetar firmemente el material que se vaya a anclar. En Wovar, tu ferretería online de confianza, encontrarás pernos de anclaje M6, M8, M10 y M12 de grosor. Su longitud oscila entre 60 y 250 mm.

Además de estos pernos de anclaje de expansión por par de apriete, también disponemos de pernos de anclaje de expansión por desplazamiento. Este segundo tipo se corresponde con el modelo más tradicional de perno de anclaje. A la hora de emplear este tipo de perno, primero se debe anclar el mismo en la pared en cuestión. Así podrás montar el material a fijar sobre la varilla de anclaje.

La broca ideal para realizar la perforación correspondiente 

Los pernos de anclaje se utilizan principalmente para realizar fijaciones extrasólidas en superficies de hormigón o piedra maciza. En cualquier caso, su instalación siempre requiere la ejecución de una perforación previa; en este sentido, te recomendamos echar un vistazo a nuestras selecciones de brocas para pared o de brocas SDS-plus Premium. Para los anclajes de expansión por par de apriete, determina el grosor de la broca en función del grosor del perno seleccionado. ¿Vas a trabajar con un perno de anclaje M6? En ese caso, necesitarás una broca de 6,0 mm de grosor. En el caso de optar por un M8, se requiere el uso de una broca de 8,0 mm. En definitiva: el grosor de la broca a utilizar debe ser igual al grosor del perno de anclaje en cuestión.

Del mismo modo, la longitud de la broca depende (sí: lo has adivinado), de la longitud del perno y del material que se vaya a anclar. Siempre se recomienda ejecutar una perforación 5 mm más profunda que la longitud del perno de anclaje, habiendo restado previamente los milímetros equivalentes al grosor del material a fijar. Esto garantiza que siempre haya espacio suficiente para fijar el perno. 

La mejor broca para los anclajes de expansión por desplazamiento

En el caso de los pernos de anclaje de expansión por desplazamiento, el orificio a taladrar debe ser algo más ancho, ya que el manguito que lo cubre es algo mayor que el grosor del propio tornillo. Esto también se indica en la página de descripción de cada uno de nuestros pernos. Así, por ejemplo, recomendamos, al trabajar con un formato M6 de este tipo de pernos de anclaje, perforar previamente la superficie en cuestión con una broca de 10 mm de grosor. En el caso de optar por un M8, la broca ha de ser de 14 mm; de 16 mm si se trabaja con un M10 y de 20 mm si el formato es el M12.

Pernos de anclaje con argolla

Los pernos de anclaje con argolla están fabricados en acero galvanizado y, gracias al elevado rango de sujeción que garantiza su manguito, proporcionan una fijación extrasólida, lo que los hace ideales para soportar e instalar cargas elevadas. Se utilizan principalmente para el montaje de objetos provistos de un gancho. Piensa, por ejemplo, en la instalación de un toldo vela.

Los pernos de anclaje con argolla son más fáciles de montar de lo que crees. Taladra un agujero en la pared, inserta el perno y aprieta la tuerca. Al apretar este último elemento, el manguito se expandirá y se fijará firmemente a la pared. 

Pernos de anclaje con gancho

Los pernos de anclaje con gancho también son un elemento clave en la instalación de toldos vela. Estos últimos accesorios son una tendencia cada vez más consolidada para protegerse del sol y aportar al mismo tiempo un toque desenfadado y estético en jardines, patios y marquesinas. Los pernos de anclaje con gancho se montan del mismo modo que los anclajes con argolla. Dependiendo del grosor de los pernos, se taladra un agujero en la pared. El diámetro de perforación y la longitud a utilizar se indican en la página de descripción cada perno de anclaje Wovar con gancho. También son muy resistentes y adecuados para soportar cargas pesadas. 

Comprar online pernos de anclaje

Consigue ya todos tus pernos de anclaje al mejor precio en Wovar aprovechando nuestros siempre interesantes descuentos por volumen. Recuerda asimismo que, si te dedicas de manera profesional a la construcción, la carpintería, la jardinería, las reformas o a algún sector relacionado y abres una cuenta comercial en nuestra tienda online podrás acceder, entre otras ventajas, a un descuento del 15% en todas tus compras.

Si este no es exactamente el tipo de artículo que estabas buscando, te animamos a consultar nuestra categoría más popular: Tornillos y tacos.