CURRENT LOCALE es-es

1
Cesta
2
Tus datos
3
Confirmación
4,7/5 a partir de 7.000 reseñas
  • ENVÍO TRAMITADO EL MISMO DÍA SI COMPRAS ANTES DE LAS 21:30
  • PLAZO DE DEVOLUCIÓN DE 30 DÍAS
  • PAGO SEGURO
  • ENVÍO GRATIS A PARTIR DE LOS 150 €
Sierra circular 05 jun

Consejos para el uso de una sierra circular

Volver a la entrada principal del blog

En esta entrada de nuestro blog, nos gustaría aportar algunos consejos útiles sobre el uso de una máquina especialmente popular para el trabajo de la madera: la sierra circular. Una sierra circular es una herramienta de alta potencia que se debe manejar adecuadamente para evitar accidentes y para conseguir seccionar la madera de la forma deseada. Algunos consejos son obvios, como el uso de un disco adecuado, de gafas de seguridad o de protección auditiva; en general, de un Equipo de Protección Individual. Otros consejos son más específicos y se basan en la experiencia de nuestros expertos con este tipo de sierras, como, por ejemplo, la mejor manera de trabajar con una sierra circular con cable. Sigue leyendo para tener la garantía de poder empezar tu trabajo próximo proyecto de aserrado con total seguridad.

Qué tipo de hoja usar en combinación con una sierra circular

En primer lugar, es importante elegir la hoja adecuada para cada sierra circular. La regla general para elegir el disco en cuestión afirma que cuantos más dientes ofrezca, más afilado y preciso será el corte resultante de su uso, aunque también requerirá más tiempo en cortar la madera. ¿Cuál es la mejor hoja para mi sierra circular? La respuesta a esta pregunta depende de varios factores. En primer lugar, las dimensiones de la madera que necesites seccionar. La hoja de sierra debe sobresalir al menos 2/3 de pulgada por debajo de la madera a cortar. También puedes emplear varias maniobras al trabajar con maderas más duras, haciendo 1/3 del corte con cada movimiento. En cualquier caso, siempre necesitarás un disco lo suficientemente grande para cortar el último tercio de la pieza de madera en cuestión. Por otro lado, es importante prestar atención a la cantidad de dientes en función del tipo de acabado que se tenga en mente. Para un acabado limpio y sin astillas, elige una variante de más de 34 dientes; para un acabado basto pero más rápido, puedes optar por un modelo de 24 dientes.


Cuando quieras cortar contrachapado, a veces tendrás que seccionar transversalmente a través de las fibras de madera. Para evitar que estas fibras se astillen y que el corte resulte antiestético, puedes marcar una línea varias veces de antemano con una regla y un cúter. De este modo, debilitarás las fibras de madera de la superficie y podrás tener la garantía de un corte nítido y limpio. En ocasiones, no es tan preocupante que se produzca un pequeño agrietamiento en un lado de la madera. En un armario, por ejemplo, no importa tanto si el interior tiene un acabado más basto. De todos modos, en ese caso, asegúrate de que el lado que deba quedar a la vista esté en la parte inferior del corte de sierra, para que mantenga un acabado estético. Esto se debe a que la sierra circular trabaja de forma ascendente, por lo que la parte inferior de la madera suele presentar un acabado más limpio que la superior. 


El uso seguro de una sierra circular

En cuanto a la seguridad, empezaremos por cómo conseguir cortes limpios en la madera y, a la vez, evitar lesiones. Para ello, es importante mantener la pieza de madera que necesites seccionar en su sitio. En este sentido, se recomienda utilizar un caballete de sierra y emplear una abrazadera para sujetar la madera firmemente de modo que puedas cortarla con tu disco para sierra circular. Mientras lo haces, evita sujetar también la pieza madera que desees cortar, ya que, de lo contrario, las dos partes de la madera podrían atascarse, provocando un contragolpe y haciendo que la sierra retroceda en dirección a tu cuerpo.

El retroceso es el mayor riesgo para la seguridad cuando se trabaja con una sierra circular manual. Por lo tanto, es importante que nunca coloques ningún miembro de tu cuerpo directamente detrás de la sierra al trabajar cn este tipo de máquina. Colócate siempre a un lado de la sierra circular manual para que, en caso de retroceso, el riesgo de lesiones sea mucho menor. Ten siempre presente la posibilidad del retroceso al seccionar madera; es importante estar preparado para que tu hombro absorba parte del movimiento, de modo que se reduzca la fuerza de retroceso y puedas mantener la sierra bajo control en todo momento.

Cuando la sierra circular produce un corte, la hoja se asienta en la ranura que corta. Es lo que se conoce como ranura de corte. Dentro de dicha ranura, la hoja puede girar libremente, lo que evita que entre en contacto con las paredes del corte. Sin embargo, si accidentalmente se hace girar la sierra mientras se corta, las paredes del corte pueden aumentar la presión sobre la hoja de sierra. A su vez, este aumento de la presión puede provocar un retroceso inseperado y, por tanto, especilamente peligroso. También puedes prevenir el retroceso de la máquina colocando una pieza extra de madera debajo del elemento que vayas a cortar, de modo que el corte no haga caer la madera.

Cómo utilizar una sierra circular

De todos modos, siempre es buena idea apoyar la madera a cortar con otro trozo de madera, ya que es importante que la hoja atraviese de lado a lado la madera que necesites seccionar, y, por tanto, todo lo que quede por debajo de la superficie de madera en cuestión también corre el riesgo de ser seccionado. Es por eso que al trabajar con este tipo de sierra no se puede cortar en horizontal en el suelo o en un banco de trabajo: de lo contrario, estas superficies quedarían dañadas. Por lo tanto, apoya las piezas de madera que vayas a cortar sobre una segunda pieza de madera que no te importe dejar marcada.


Trabaja siempre preferiblemente con la hoja debajo de la sierra circular para que la presión sobre este primer elemento permanezca baja y haya menos posibilidades de retroceso al cortar. Al hacerlo, asegúrate de que la sierra tenga el mayor espacio libre posible para que la presión sobre la hoja siga siendo baja. Es importante estar siempre preparado para contrarrestar cambios repentinos en el apoyo de la madera, o cambios en el centro de gravedad cuando las dos piezas de madera se separan. Nunca intentes coger un trozo de madera que haya caído al suelo mientras sigues cortando. Esta acción es causa de accidentes de aserrado en muchas ocasiones. 

La sierra se debe colocar a una profundidad máxima de 2-3 centímetros por debajo de la madera a seccionar. De este modo, no cortarás en exceso los bloques de apoyo y, además, reducirás la presión sobre el disco, previniendo el retroceso del mismo. Es importante no alterar la profundidad a la que se haya colocado la sierra mientras la hoja esté girando. Por otro lado, siempre se debe evitar retraer la hoja de una sierra en rotación. Ten paciencia durante unos segundos; solo hasta que la hoja de sierra quede completamente detenida, para evitar completamente el retroceso y asegurarte de que el corte realizado no se ve afectado. 

No retires en ningún momento el protector del disco. El protector a veces estorba y puede llegar a ser molesto, pero, lógicamente, está ahí por una razón. Si lo quitas, corres el riesgo de que, si la sierra cae inesperadamente al suelo mientras sigue girando, el disco puede salir disparado, causando graves daños en los pies. El protector garantiza que la hoja de sierra no corte nada fuera de lo que se pretende seccionar. Cuando este accesorio comience a dejar de cerrarse por completo, tendrás que sustituir su muelle o, simplemente, comprar una sierra circular manual nueva.

Cómo emplear una sierra circular de forma segura

Una vez que hayas terminado de usarla, coloca siempre tu sierra circular boca arriba, o vuelve a guardarla en su estuche. Es importante que la sierra se haya detenido completamente y que el protector quede orientado hacia abajo. Puede resultar algo obvio, pero la realidad es que, en ocasiones, en el contexto de una concentración casi total en el proyecto en cuestión, nos olvidamos de los aspectos más básicos de la seguridad; aspectos que nunca está de más recordar. Colocar la sierra boca arriba cuando la hoja deja de girar es un hábito fácil de adquirir y que debemos practicar para trabajar con más seguridad. No coloques  nunca una sierra circular sobre hormigón: los dientes del disco pueden dañarse y provocar desperfectos en la madera durante el corte. Independientemente del proyecto en el que estés trabajando con tu sierra circular, comprueba siempre que el protector funciona una vez que hayas terminado: deja que la sierra se detenga por completo y guárdala boca abajo. Al fin y al cabo, la seguridad siempre es lo primero.


Cuando quieras poner en marcha tu sierra circular, siempre se recomienda alejar un poco la hoja de la madera antes de encender la máquina. Por ejemplo, si necesitas ajustar ligeramente la posición de la sierra durante el aserrado, primero debes tirar ligeramente de la máquina hacia atrás para que ya no toque la madera con la parte delantera de la hoja. A continuación, puedes poner en marcha el disco; una vez que haya recuperado su máxima velocidad, podrás continuar serrando. Si intentas sacar la sierra mientras ya está en contacto con la madera, puedes provocar un retroceso de forma involuntaria, y, de hecho, así es exactamente como ocurren casi todos los accidentes en el contexto del uso de este tipo de herramienta. Además, también puede dañarse la madera. Por eso, lo mejor es prestar especial atención a este aspecto, por tu propia seguridad pero también por el acabado de tu madera. Así que, en resumen: la hoja debe haber empezado a girar antes de entrar en contacto con la madera.

Sierra circular con cable

Si tu sierra circular manual tiene un cable y quisieras usarla para cortar una pieza de madera especialmente larga, es importante que lleves cuidado. El cable puede engancharse repentinamente a la sierra y detenerse bruscamente. Si el cable tirase demasiado fuerte de la sierra, la hoja podría empezar a deslizarse en la ranura, lo que podría provocar un retroceso. Un consejo útil en este sentido es colocar el cable sobre el hombro al cortar. De ese modo, lo mantendrás elevado y fuera de tu trayectoria en todo momento; si el cordón se acorta demasiado, notarás rápidamente que causa más tensión en tu hombro y que, por tanto, debe revisarse. En ese caso, puedes parar y volver a colocar la sierra. Asimismo, es importante al trabajar con esta variante de sierraacircular, evitar pisar el cable mientras se trabaja.


Cuando vayas andando con una sierra circular en la mano, recuerda mantenerr tus dedos siempre al lado de la empuñadura de la máquina. De este modo siempre podrá evitar el accionamiento accidental de la hoja de sierra. También es recomendable tener en cuenta la distancia entre el disco y el exterior de la base en ambos lados. Así sabrás exactamente el área que necesitas si quieres hacer un corte recto. A la hora de cortar una pieza de madera especialmente estrecha, utiliza una escuadra rápida para garantizar un corte recto en todo momento. 

Comprar discos para sierras circulares

Hasta aquí nuestros consejos sobre el uso de las sierras circulares. Nos gustaría cerrar este texto animándote a consultar nuestra categoría de Discos para sierras circulares. En Wovar, disponemos de una amplia gama de hojas de sierra circular; diseñadas para su combinación tanto con sierras circulares manuales como con sierras de mesa e ingletadoras, con diferente número de dientes y distintos diámetros. Los orificios del eje están estandarizados para que nuestras las hojas Wovar puedan aplicarse en la mayoría de máquinas, independientemente de la marca de la que dispongas en casa o en tu taller. Te ofrecemos discos de alta calidad para sierras circulares y esperamos que, con la ayuda de nuestro blog, puedas empezar de forma rápida y, ante todo, segura, a trabajar con nuestras hojas para sierras circulares en tu próximo proyecto.


Productos relacionados con esta entrada de nuestro blog